Piden cinco años de cárcel para Amado Boudou por el auto con papeles truchos

Boudou fue procesado como coautor del delito de “administración fraudulenta agravada por el perjuicio a la administración pública, junto a otros seis imputados

WhatsApp

El ex vicepresidente Amado Boudou enfrenta un nuevo juicio por el caso en el que se lo investiga por la transferencia del vehículo con documentación falsa. Ese nuevo juicio se unificó en el mismo Tribunal con otra causa por corrupción contra el ex vicepresidente de la Nación: la que investigó la compra irregular de vehículos de autos de alta gama por parte del ministerio de Economía cuando Boudou estaba a cargo de esa cartera.

La fiscalía a cargo de Abel Córdoba pidió este jueves en la instancia de los alegatos, una pena de cuatro años (y una pena unificada de cinco años sumando la causa de la transferencia del vehículo) para el ex vicepresidente de Cristina Kirchner , que ya cuenta con una condena de cinco años y diez meses por la compra de la ex Calcográfica Ciccone.

La causa se había iniciado por denuncia del abogado Ricardo Monner Sans, por la adquisición de una “partida vehicular innecesaria, mediante subasta privada direccionada en favor de la empresa ‘Guido Guidi SA’, por un valor global de 2.301.227 pesos”.

Para la Justicia, “no manifestó en el marco del expediente cuál era la necesidad de adquirir los automóviles” de alta y media gama. Se determinó que “la impronta otorgada al trámite de ese expediente, en cuanto a la urgencia y tenor de las deficiencias detectadas, como los actores del mismo, ponen claramente la decisión en cabeza de la máxima autoridad del Ministerio de Economía, en el caso Amado Boudou”.

Según expuso el representante del ministerio Público Fiscal, “no hubo ni subasta pública ni privada. Hubo una compra directa notoriamente ilegal, reconocida por los imputados”, siendo Boudou la autoridad política del Ministerio de Economía, pero “no es el autor del hecho, es un partícipe necesario”, aunque “él decidió a quién se le iban a comprar los autos”.

Entonces explicó: “No objetamos la decisión misma de la compra de autos. Tampoco vemos sobreprecios. Lo que decimos es que no hubo subasta. Quisieron montar un andamiaje documental” para que parezca que la hubo. En conclusión, señaló que “el único proceder inobjetable hubiera sido la licitación pública” y por ello en la acusación colocó a Boudou en el rol de “instigador”.

La Fiscalía remarcó que el expediente administrativo mediante el cual tramitaba la adquisición de los automóviles “sorprendentemente adquirió gran celeridad cuando se tomó conocimiento -el cual es de dudosa casualidad- de la subasta que iba a realizar la firma Guido Guidi”.

Como esta causa se juzgó con el expediente que investigó al ex vice presidente por flasificar los papeles de registración de uno del auto Honda CRX del Sol rojo modelo ’92, el fiscal Córdoba pidió una pena unificada de cinco años.

En este caso, según la Justicia, Boudou modificó a través de gestores la documentación de ese vehículo -argumentó la Justicia- tratando de evitar que esa máquina japonesa sea parte de la división de bienes en el divorcio de su ex mujer Daniela Andriuolo.

Comentarios