Macri no reconocerá el triunfo de Evo Morales hasta que la OEA lo convalide

Macri había analizado ayer la situación del proceso electoral en Bolivia durante la reunión de gabinete, e instruyó al canciller Faurie para que monitoreara la situación que ya aparecía compleja y sujeta a una fuerte tensión política

WhatsApp

La abrupta suspensión del recuento provisorio en los comicios de Bolivia, que se reanudó este lunes por la noche dando como ganador a Evo Morales, puso en alerta a Mauricio Macri y al canciller Jorge Faurie, que mantuvo consultas informales con la diplomacia de Brasil y Paraguay: ahora, el presidente argentino anunció que aguardará la posición institucional de los veedores de la Organización de Estados Americanos (OEA) para reconocer la legitimidad de la reelección de Morales.

El gobierno argentino se mostró alineado con el planteo de la OEA, que cuestionó la parálisis inicial que impuso el Tribunal Supremo Electoral cuando arrojaba un resultado camino al balotaje de Morales y Carlos Mesa, que luego se reanudó y extrañamente se revirtió en favor del actual presidente de Bolivia.

“En Bolivia es preocupante lo que está ocurriendo porque allí estaba un cómputo electoral funcionando que indicaba una segunda vuelta. Y eso forma parte de la vida democrática. Pero el hecho de haber parado el cómputo genera sospechas”, había declarado Faurie antes de que el proceso electoral ingresara en una zona vidriosa, ajena a los estándares democráticos.

La recomendación del canciller a Macri fue aguardar la posición de la OEA y los resultados definitivos de un comicio que pone en jaque a la institucionalidad en Bolivia: “Ahora habrá que esperar hasta noviembre para el conteo definitivo y todo esto altera un proceso eleccionario que plantea cierta preocupación”, comentó Faurie en línea con lo analizado frente al presidente.

Faurie y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, abrieron un canal de comunicación con la diplomacia de Brasil y Paraguay destinada a fijar una posición unívoca. Al margen quedará Uruguay, el otro socio del Mercosur, debido a su cercanía ideológica con Morales, que ya considera que logró una nueva reelección presidencial.

Comentarios