La defensa del ex 678 Lucas Carrasco pidió la absolución en el juicio por abuso sexual

A la última jornada del juicio, Carrasco llegó acompañado de uno de sus hermanos. En la audiencia anterior, lo había acompañado otro. Antes de la lectura del veredicto, se lo vio sonriente

WhatsApp

El abogado de Lucas Carrasco, el periodista conocido por su participación en el programa 678 acusado de abuso sexual agravado con acceso carnal contra dos mujeres, pidió su absolución ante el Tribunal Oral en Criminal (TOC) porteño N° 9.

El eje del análisis de la defensa es que las relaciones sexuales entre ambos habían sido consentidas: “Sofía negó absolutamente (en el juicio) la cuestión de que Lucas Carrasco estaba en el bar ‘completamente borracho’, como dijo en 2016 al momento de la imputación. Eso es una contradicción. Pero como la causa se inició 3 años y medio después del episodio que denuncia, no podemos constatar su estado”, afirmó Guillermo Vartorelli.

La defensa concordó con la querella en que no había delito en el “hecho 2”, el episodio de 2015 en el que una mujer denunció que en el departamento de él, Carrasco se quejó de la forma en la que ella le realizaba una práctica sexual y luego hubo una discusión ante la duda de si él tenía o no puesto el preservativo.

También concordó con la Fiscalía en la absolución respecto al “hecho 2”, ocurrido en febrero de 2015: “El consentimiento que ella dio fue absoluto. Carrasco no pasó la valla del ‘no’. No hubo delito”.

Sobre la denuncia de Sofía Otero, en tanto, el abogado defensor también pidió la absolución refiriéndose al principio de inocencia: “Ni siquiera se ha podido acreditar con la certeza requerida el lugar donde se habría cometido el hecho”, aseguró Vertorelli.

Dijo que esa dirección proviene de la que el imputado le dio a Sofía por Facebook cuando le contó que se había mudado: “¿Cómo probaron que fue en ese departamento, tres años antes, y no en la dirección que le dijo ella? No hubo croquis ni inspección mínima en el lugar”, apuntó.

Otro eje de la imputación fue foco del alegato de la defensa. Precisamente, cuando Sofía dijo que él la obligó a realizar prácticas no consensuadas: “Eso es un episodio posterior. Muy diferente a la imputación. Además, se contradice con cuándo llegó la hermana de Carrasco al departamento”, siguió Vartorelli. “¿Por qué Sofía, a plena luz del día, en un edificio, no salió a pedir ayuda cuando él bajó a abrirle e su hermana? ¿Por qué no llamó a una amiga o a la policía para avisar que estaba con una persona que la iba a agredir?.”

Vartorelli también cuestionó la demora en la denuncia. “Se denuncia tres años y medio después el hecho. Sin que tenga que ver en eso el imputado. Debemos preguntarnos si había algún motivo para demorar esa denuncia. ¿Tuvo buenas razones para demorarla? Sofía dio tres explicaciones que se contradicen entre sí. Primero dijo que no denunció para borrar de su cabeza lo vivido. Segundo, dijo que era por temor porque él era conocido en el ambiente político. Tercero, dice que no denunció porque no sabía que eso era una violación hasta que fue a la UFEM como testigo de otra denuncia contra Carrasco. Si la propia víctima no sabía que fue una violación, ¿por qué el imputado sí debía saberlo?”.

Comentarios