En su cena anual, la AMIA instó al próximo gobierno a continuar en la lucha contra el terrorismo

Para enfatizar la necesidad de que el gobierno de Fernández continúe por la senda del de Macri, indicó que“la región y todas las naciones libres deben continuar fortaleciendo el trabajo para condenar al terrorismo”

WhatsApp

El presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum, elogió este jueves, en la cena anual de la Asociación, la decisión de Mauricio Macri de incluir a la agrupación terrorista Hezbollah en la lista de grupos extremistas buscados en la Argentina. Pensando en el cambio de gobierno, aunque sin mencionar a Alberto Fernández, delineó un pedido soslayado : “Ese es un camino que no se puede detener y que debe profundizarse cada día más”, dijo.

Más de 500 personas se reunieron la cena anual por los 125 años de la mutual judía donde Eichbaum destacó el “paso valiente” que dio la Argentina con la inclusión de Hezbollah en la nómina de organizaciones terroristas.

El mensaje de Eichbaum acerca de la necesidad de adherir a la lista de grupos terroristas que se agregaron a la nómina de Naciones Unidas llega justo un día antes de la cumbre del Grupo Puebla, donde convergirán dirigentes del progresismo latinoamericano alineados precisamente con el régimen de Venezuela, Irán y Rusia.

Para enfatizar el pedido, hizo referencia al ataque terrorista sufrido por la asociación que preside: “La historia de AMIA tiene, como todos saben, una marca imposible de ocultar. El 18 de julio de 1994 el terrorismo fundamentalista nos eligió como blanco, destruyendo un emblema de solidaridad, de ayuda al prójimo. Una institución judía y argentina, asesinando 85 víctimas”, dijo Eichbaum ante un salón del Hotel Hilton colmado de funcionarios, legisladores, empresarios y dirigentes políticos.

Así, el titular de AMIA graficó el atentado ocurrido hace 25 años como “una herida abierta, una deuda pendiente de nuestra democracia por la que seguimos reclamando”. “La impunidad nos avergüenza como sociedad”, expresó.

Eichbaum agradeció el apoyo del presidente Mauricio Macri en función de las numerosas acciones tendientes a llevar el reclamo de la AMIA más allá de las fronteras argentinas. A la hora de ejemplificar mencionó el caso de Naciones Unidas, el Grupo Lima o el Tribunal de La Haya.

Hacia adelante, remarcó que “con ese mismo espíritu desde AMIA le deseamos el mayor de los éxitos al gobierno que iniciará su gestión el próximo 10 de diciembre, y manifestamos nuestra voluntad de cooperar como siempre en pos de un futuro próspero para todos”. Sin dudas está fue toda una señal para que Alberto Fernández siga en la senda de Macri, al menos en este tema sensible para la comunidad judía. Y, a la vez, para que no se vuelque al alineamiento con Irán como ocurrió con el gobierno de Cristina Kirchner.

El tema no es menor si se tiene en cuenta la alta expectativa que hay en la comunidad judía por lo que hará el nuevo gobierno en materia de lucha contra el terrorismo. Un dato clave: la DAIA es querellante de la causa judicial del pacto con Irán que tiene por figura central a la próxima vicepresidenta. Y no son pocos los dirigentes de la comunidad judía que temen un retroceso en este campo.

Comentarios