Desde Washington, Dujovne aseguró: “Parte de los problemas que estamos viviendo vienen de Lavagna”

El ministro de Hacienda criticó al futuro candidato presidencial y adelantó el programa económico del Gobierno si ganan en octubre

WhatsApp

Tras su reunión de este miércoles con Cristine Lagarde, la titular del FMI, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, acusó a Roberto Lavagna de haber contribuido a generar parte de los problemas económicos actuales de la Argentina.

“Recuerden que la Argentina tuvo las tarifas congeladas durante toda la gestión de Roberto Lavagna. Durante su gestión el resultado fiscal, en vez de mejorar, empeoró, porque se fue consumiendo las mejoras que había logrado inicialmente Jorge Remes Lenicov. Y creo que también parte de los problemas que hemos vivido con nuestra deuda fueron generados por una reestructuración muy poco exitosa, donde hubo un nivel de no aceptación de un 26%, que es muy atípico y que fue generando una cuenta de intereses que luego también tuvimos que pagar nosotros. Parte de los problemas que tuvimos que enfrentar nosotros también vienen de esa gestión”, dijo en referencia al ex ministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, hoy anotado informalmente en la carrera presidencial.

Además, aseguró el que Gobierno no va a pedir más plata al Fondo si gana porque “planeamos tener superávit primario el año próximo. Vamos a tener necesidades financieras muy bajas. Vamos a tener un programa financiero muy manejable. No pensamos modificar el actual programa que tenemos con el Fondo”.

Dujovne le dijo a Clarín que “hay toda una generación de economistas en Argentina que creo que han sido parte del fracaso que hemos vivido como sociedad”: “Ellos en general han interpretado que un programa económico se basa en atrasar el tipo de cambio y atrasar las tarifas o las dos cosas a la vez, como hizo el kirchnerismo. Hemos tenido otros programas basados en el atraso del tipo de cambio. Fíjese que habría pasado si durante los años 90, en vez de la convertibilidad, la Argentina hubiera hecho lo mismo que Perú, Colombia, Chile, Brasil, o sea invertir en construir una moneda sana con tasa de interés reales positivas, con un tipo de cambio flotante, con un Banco Central creíble. No hubiéramos tenido la crisis del 2001, el corralito, todas herencias de Cavallo que ahora está preparando un programa que no sabemos si será similar a los anteriores”.

El funcionario también sostuvo: “Nosotros proponemos un programa distinto, que es realmente lograr tener una moneda sana que flote y de esa manera que reduzca la volatilidad real de la economía argentina. La economía argentina, junto a la venezolana son las dos economías más volátiles de Latinoamérica. Eso está asociado a la propensión de los argentinos de intentar resolver los problemas macroeconómicos fijando el tipo de cambio. A la Cavallo, con tipo de cambio fijo y con un fisco descontrolado. O a la Axel Kicillof, con controles de cambio y cepo. Pero nunca intentamos hacer lo que estamos haciendo nosotros: un cambio flotante basado en un banco central sano”.

Comentarios