Alberto Fernández habló de sus peleas con el periodismo

Después del mal trato que tuvo con Mercedes Ninci, Jonathan Viale y otros periodistas este miércoles, el candidato del Frente de Todos no pidió perdón sino que se justificó

WhatsApp

El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, negó haber tenido el miércoles “un día de furia” con el periodismo tras cruzarse con Mercedes Ninci, Jonathan Viale y un panel de periodistas cordobeses.

“No tengo problema en contestar las preguntas ni pongo límites. La cuestión es que cuando salí de la audiencia (por el pacto con Irán) y empecé a hablar Mercedes se me paró al lado y pasó lo que pasa con los movileros, que con Mercedes se potencia más. Ella estaba muy insistente en que yo dijera que había criticado a Cristina (Kirchner) por el pacto con Irán, cosa que es pública y notoria. Yo le pedí que dejara preguntar a sus compañeros y ella siguió gritando hasta que en un momento le dije que perdía seriedad cuando se ponía así. Fue para llamarla a la reflexión, porque era muy difícil seguir hablando”, explicó Fernández este jueves por la mañana, durante una entrevista con radio Rivadavia.

Y agregó: “Eso fue entendido como un gesto hostil hacia ella. Cuando vi lo que habían publicado sobre el supuesto grave cruce, le escribí a Mercedes. Ella me agradeció y listo, eso fue todo. Todos conocemos cómo es ella cuando se pone de movilera. No es nada importante”.

El ex jefe de Gabinete se justificó además por su malhumor al atender a Jonatan Viale en radio La Red, y explicó que se molestó porque lo tuvieron “diez minutos al teléfono” antes de empezar la entrevista: “Voy a ser sincero. Estaba recién llegado a Córdoba, esperando a ver al gobernador (Juan Schiaretti). Primero me tuvieron cinco minutos escuchando publicidades. Cuando empezó la nota me hicieron escuchar el reportaje que hice con Nelson Castro hace seis años. Acto seguido, la supuesta charla con Mercedes Ninci. Estuve diez minutos escuchando la radio. Por eso, cuando vi que todo empezaba así le pregunté: ‘¿Para esto me llamaron? ¿Para hablar de una declaración de 2013 y generar un conflicto que no existe con Mercedes Ninci? Después lo hablé con Jonatan y le dije que no me parecía una buena manera de empezar una entrevista”, amplió.

Tras negar que haya tenido “un día de furia”, Fernández habló sobre el cruce que tuvo con un movilero cordobés que lo abordó al aterrizar en el aeropuerto de Córdoba: “Un señor, en un tumulto de gente, entre empujones, me empezó a preguntar cuánto iba a costar el dólar en diciembre. Simplemente le dije que se diera cuenta de que no era el momento. Les pido a todos que colaboremos en hacer las cosas con un poco más de seriedad…”.

Consultado sobre la influencia que el periodismo pueda tener en la campaña, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner fue terminante: “Cuando voy por la calle la gente no me pregunta por qué me peleo con Mercedes Ninci. Me dicen hagan algo porque no soportan la inflación, porque no tienen trabajo, porque no llegan a pagar la luz. ¿Por qué el periodismo no se ocupa de eso? Yo ya sé que (los periodistas) me están esperando. Me doy cuenta, pero la gente también. Es muy obvio. Pero para mí la guerra con el periodismo se terminó. En esa no caigo porque nunca estuve. Que queden como unos locos que siguen disparando”, sentenció.

El ex funcionario calificó además de “delirio” la teoría de que Cristina Kirchner se mantiene “escondida” durante la campaña para no restarle votos al Frente de Todos en las elecciones: “No es verdad que no aparece. Hace actos de 15 mil personas. Lo que pasa es que los diarios no lo publican. Lo del libro es una excusa. ¿Cómo la voy a esconder, si es poseedora de un montón de votos? Eso es un delirio. Lo que quieren es confrontar con ella para no tener que confrontar conmigo. Porque ahí se les caen abajo un montón de argumentos”.

Comentarios