Actrices Argentinas apoyó una denuncia por acoso contra el ex director del Centro Cultural San Martín

El colectivo exigió además terminar con la precarización laboral y pidió que aquellos que tengan cargos dependientes del Estado estén capacitados en perspectiva de género, lo que significa que se aplique la Ley Micaela

WhatsApp

En una conferencia de prensa en el Hotel Cooperativa Bauen este jueves por la tarde, el colectivo Actrices Argentinas dio a conocer una denuncia contra el ex director del Centro Cultural San Martín, Diego Pimentel, quien fue acusado por Anahí de La Fuente, una maquilladora y comunicadora de 28 años, por acoso sexual y laboral.

“La denuncia ya está hecha. Vamos a ir a juicio oral y público”, aseguró la denunciante, quien estuvo acompañada por Cecilia Roth, Malena Sáchez, Laura Azcurra, Julieta Díaz, Thelma Fardín y Jazmín Stuart, entre otras actrices.

La primera en tomar la palabra fue Azcurra, quien reveló que convocaron a los medios para visibilizar de forma masiva una realidad extendida en todos los ambientes, tanto académicos como laborales, que es la violencia de género y la precarización laboral.

“Anahí de La Fuente sufrió acoso y maltrato por un directivo, que a su vez es responsable de una cátedra en la UNA (Universidad Nacional de las Artes). Repudiamos por completo el hecho de que un sujeto que comete estos hechos de violencia ocupe cargos en el Estado”, siguió por su parte Stuart.

“En un país en donde el trabajo es cada vez más inaccesible y precarizado, no podemos desoír las voces de quienes, por la necesidad imperiosa de conservar un puesto laboral, deben soportar día tras día el acoso sexual y la vulneración de sus derechos fundamentales. Jefes que creen ser dueños de los cuerpos de sus empleades, manoseándoles, haciendo comentarios sobre su aspecto físico y su vestimenta, insinuándose, persiguiéndoles y castigándoles al menor asomo de rechazo, con gritos y trabajos fuera del horario pautado”, cuestionaron en el comunicado.

 

Además, las actrices confirmaron que la víctima sufrió amenazas cuando quiso parar el acoso, por lo que, cuando se animó a hacer la denuncia ante la Justicia, finalmente la echaron del trabajo.

“Sabemos que esto sucede en cualquier espacio de trabajo. El sistema debe reinventarse de raíz, para garantizar un clima de trabajo justo y saludable. Debe aplicarse un protocolo de género en cada ámbito, y debe ser cumplido por todos”, sostuvo Azcurra, mientras que Díaz dijo que desde el colectivo exigen “eliminar la precarización laboral y los contratos basura”.

“Exigimos un criterio de selección de personas formadas con perspectiva de género para todos aquellos roles de poder y decisión dentro de todos los espacios dependientes del Estado. Para esto, es fundamental la adhesión y aplicación de la Ley Micaela. Planteamos esto con la esperanza de que este criterio se extienda a cualquier ámbito público, y también al privado. El sistema debe reinventarse de raíz para garantizar un clima laboral justo y saludable. El trabajo debe dignificar, no humillar”, aseguraron las artistas.

Comentarios